Consejos para cuidar el suelo de tu casa

Todos los suelos están diseñados para ser disfrutados. Las innovaciones técnicas y los tratamientos superficiales hacen que sean fáciles de limpiar y, con un poco de cuidado y atención, mantendrán su buen aspecto y durabilidad. Vamos a ver algunos consejos para mantener cualquier suelo de casa bien cuidado.

 

Consejos fáciles

Primero vamos a empezar con unos consejos sencillos y rápidos para cuidar cualquier tipo de suelo:

  • Utiliza un felpudo en la entrada para evitar que la suciedad entre en tú casa.
  • Poner una contera en las patas de los muebles evitará abolladuras, arañazos y marcas.
  • Levanta los muebles en lugar de arrastrarlos.
  • Nunca eches los productos de limpieza directamente sobre el suelo.
  • No utilices herramientas de pulido ni cera.

 

El toque final después del montaje

Tras la instalación de cualquier suelo se necesita una limpieza final antes de colocar los muebles. Para los suelos de vinilo, limpia con un paño húmedo, agua tibia y detergente natural. En el caso del laminado y la madera, cepilla todos los rastros de suciedad o polvo y limpia todo con un paño seco para eliminar los últimos residuos. Así estará listo para usarse y comenzar la mudanza.

 

Mantener limpio desde el inicio

Para la mayoría de nosotros siempre existe la tentación de dejar la limpieza del suelo para el último momento. Pero cuanto más tiempo permanezcan la suciedad y las manchas cotidianas, más arraigadas estarán. Por lo tanto, una limpieza rápida y periódica es menos agotadora y más eficaz. Mantendrá tus suelos bonitos y duraderos que una limpieza mensual.

 

Tipos:

Vinilo. Manten el suelo en condiciones óptimas fregando con un cepillo suave o utilizando una aspiradora y limpiando regularmente con agua y detergente neutro.

Laminado. Aspirar o limpiar con un paño seco. Lo ideal sería limpiar el suelo cada quince días con un paño húmedo (no mojado) rociado con una solución de limpieza para laminados. Terminar con un paño seco o una fregona.

La madera. Para mantener el atractivo aspecto de su suelo de madera, basta con pulirlo o barrerlo.

 

Manchas en la superficie

A diferencia de algunos tipos de revestimientos de suelos, como las alfombras, el tratamiento de la superficie de los suelos laminados evita las manchas y las marcas. El suelo no se estropeará si caen sobre él bebidas, comida, pintura o similares, pero, no obstante, siempre es mejor limpiarlo lo antes posible. Utilice un paño seco y el producto de limpieza recomendado. Lea siempre las instrucciones del fabricante antes de utilizar cualquier producto de limpieza y nunca rocíes directamente sobre el suelo.

 

Arañazos, grietas y hendiduras en la madera

Tras largos periodos de desgaste, pueden aparecer arañazos incluso en los barnices más duraderos de nuestros suelos de madera. Una capa de laca te devolverá rápidamente el brillo a tu suelo.

Un suelo muy rayado quedará como nuevo con un ligero lijado y una nueva capa de laca.

Las grietas y hendiduras pueden rellenarse con masilla o barras de cera para las grietas más grandes. Estos productos de fácil aplicación están disponibles en una amplia variedad de colores para que se adapten perfectamente al suelo.

 

Los productos adecuados

Por supuesto, a veces tu suelo necesitará una limpieza más a fondo. En esos casos te recomendamos que sólo utilice productos de limpieza específicamente diseñados para productos de vinilo, laminado y madera y que siga siempre las instrucciones del envase. Lo más importante es que nunca satures el suelo con agua: utiliza un paño, una fregona o una esponja húmeda, pero nunca completamente mojados.

 

Deja un comentario