Qué ver en Berlín en un fin de semana.

Hace unos meses que un familiar se trasladó a Berlín, así que era la mejor excusa para ver la capital alemana. Cuando nos pusimos a buscar vuelos encontramos grandes diferencias de precio, por ejemplo, de buscar a finales de marzo o seleccionar un fin de semana de abril la diferencia era de 126€.  Teníamos el tiempo justo, así que nos concenciamos para dar el máximo y conseguir visitar más por menos tiempo.

Antes de empezar ten en cuenta que es un finde muy bien aprovechado 🙂 . Aquí te dejo nuestra ruta del fin de semana que pasamos en Berlín y que, como observarás, estuvo pasado por agua jejeje.

 

Qué ver en Berlín en un fin de semana

 

La Puerta de Brandeburgo

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de travelspoc (@travelspoc)

 

La archiconocida puerta que se encuentra entre el este y el oeste de la ciudad,  es el símbolo por excelencia de la reunificación alemana. De inspiración griega, pertenece a la antigua muralla de Berlín. En un primer momento, la escultura del carruaje que tiene arriba, estaba situada mirando hacia la ciudad, pero, después de la invasión francesa, los prusianos se tomaron la revancha y cambiaron la dirección del carruaje para que “mirase” hacia Prusia, como símbolo de triunfo.

Te cuento una curiosidad, justo al lado de la Puerta de Brandeburgo hay un edificio que corresponde a un Banco, el DZ Bank AG. ¿Por qué te hablo de un banco? Porque dentro de éste ha una escultura con forma de ballena muy espectacular diseñada por Frank O. Gehry, el mismo arquitecto que diseñó el Museo Guggenheim de Bilbao. Gehry entendió que disponer la “ballena” justo al lado de la Puerta de Brandeburgo podía ser irrespetuoso, así que decidió envolver la escultura con una fachada acorde al monumento.

 

Monumento al Holocausto

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pablo Guízar (@pabglog)

 

A pocos metros de la Puerta de Brandeburgo se encuentra el Monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa. Consta de 2711 bloques de hormigón de diferentes medidas y alturas en un terreno con varios desniveles, que recrea un laberinto . El autor, Peter Eisenman, quiso que el visitante sintiera una sensación de opresión, desorientación e inestabilidad. Los bloques están recubiertos de una sustancia antigraffiti llamada Protectosil. El Monumento ha sido muy controvertido por diferentes razones, algunos sectores no ven claras las referencias a los judíos, otros opinan que era inecesario, y, en general, hubo un rechazo al uso de esta sustancia antigraffiti porque estaba fabricada por la misma empresa que creó el producto con el que se mató a los judíos. Para cerrar la polémica, la empresa donó el producto para los bloques.

 

La Columna de la Victoria

 

 

La Columna de la Victoria o Siegessäule se encuentra en el centro de la ciudad, al lado del parque Tiergarten. Se construyó para conmemorar la victoria de Prusia en la guerra de 1864. Pocos años después se añadieron dos tambores por las victorias de la Guerra alemana de 1866 contra Austria, y la Guerra contra Francia de 1870/1871. En el periodo del Tercer Reich, la Columna se le añadió un cuarto tambor. Si visitas la columna observarás que los grabados de la base están incompletos, eso es porque los franceses eliminaron las secuencias que representaban sus derrotas.

Para acceder a esta gran columna debes dirigirte a los túneles que van por debajo de ésta, una vez allí, la entrada cuesta entre 3 y 5 € (hay descuento para estudiantes). La entrada te da acceso a la exposición y a los 285 peldaños que tienes que subir a pie para contemplar las magníficas vistas de la ciudad. La rotonda que alberga la columna ha sido el escenario del famoso festival Loveparade durante varios años, de la película Cielo sobre Berlín y del videoclip de U2 “Stay“.

 

Mauerpark

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mauerpark (@mauerpark)

 

Sin duda es una de las cosas que más me gustaron de Berlín. Se trata de un mercadillo de las pulgas repleto de antigüedades y puestos de comida que abre los domingos. Es el lugar idóneo para los que quieran darle un toque de personalidad a su casa o profesionales del sector del teatro o cine. Había varios puestos con más de 30 modelos de Polaroid, consolas de los 80’s o discos de vinilo de Pink Floyd o U2 por 5 euros.

En cuanto a alimentación encontrarás varias food truck de Wurst (salchichas), comida asiática, turca, pizzas, cafés… Hablando de cafés, no se qué pasa pero el café de Berlín lleva más agua o más leche que de normal, son cafés muy lights, excepto el de este mercadillo que parecían italianos. A media mañana hay un tipo peculiar que canta y anima a los visitantes a participar en un karaoke y parece que está teniendo éxito XD.

 

Checkpoint Charlie

 

 

El Checkpoint Charlie representa el punto de control en el paso fronterizo del muro. Está situado en la Friedrichstraße y actualmente existe un museo que recrea las ideas más ingeniosas que debían tener los ciudadanos para esconderse y pasar la frontera, por ejemplo hay una silueta de un hombre debajo de un coche. También hay tres guardias para que te hagas una foto con ellos. Ojo, piden propina con antelación jajajaj. En el asfalto existen diferentes placas que conmemoran las muerte de las víctimas que intentaban saltar el muro.

Si tengo que hacer un balance de las cosas que me han llamado la atención de Berlín destacaría el civismo de la gente, cuando entras al tren o en un restaurante el volumen de las conversaciones es muy bajito, nada que ver con la espontaneidad de los españoles. Otra cosa que me chocó mucho fue ver a los berlineses beber cerveza en botella de cristal por la calle, además, cuando se la acaban la dejan tirada por ahí porque hay personas que recogen estas botellas para llevarlas a máquinas de reciclaje y conseguir descuentos. De esta forma la ciudad se ve muy limpia y el dinero se mueve 🙂

 

Y tú, ¿has estado en Berlín?, ¿qué es lo que más te impresionó y qué me recomendarías para el siguiente viaje?. No te olvides de compartir si te ha gustado. Espero tus comentarios.

 

Deja un comentario