Qué vehículo ecológico elegir y cómo hacerlo

Cuando hablamos de vehículos ecológicos lo primero que nos viene a la cabeza son los coches eléctricos o híbridos. Muy probablemente por el bombardean constante de campañas de publicidad que se están realizando en los últimos meses. Sin embargo, las opciones dentro de los vehículos ecológicos van mucho más allá. En el artículo de hoy vamos a ver algunos ejemplos y como identificar lo más importante para seleccionarlos.

 

Cuál es el mejor vehículo eléctrico. ¿Con cuál me quedo?

 

Pues la respuesta como a todo es depende. No siempre vamos a necesitar un coche para realizar la mayoría de nuestros trayectos, es más, la mayor parte de ellos los podemos realizar en medios alternativos como pueden ser:

 

Tipos de vehículos electricos
  • Bicicletas eléctricas
  • Patinete eléctrico
  • Monociclo eléctrico
  • Hoverboard
  • Longboard eléctrico.

 

Cualquiera de ellos es válido para desplazamientos cortos, y algunos como la bici, el patinete o el monociclo se pueden utilizar para desplazamientos medios.

También depende mucho de la destreza de cada o, por ejemplo, las necesidades de llevar equipaje. Si no tienes muy claro cual elegir puedes utilizar el comparador de la web de Ruedas verdes que te permite filtras parámetros como el precio, la autonomía, si vale para niños, si tiene asientos, si es plegable etc… En fin, que te deja utilizar todo tipo de filtros hasta que te recomienda el vehículo ecológico ideal para ti.

 

Cosas que hay que tener en cuenta antes de comprar un vehículo ecológico

 

Una vez que nos hemos decidido por un tipo de vehículo, ahora toca analizarlo en detalle, porque como puedes ver aquí, incluso el patinete eléctrico que suele ser la opción más reclamada, tiene sus pros y sus contras. Por ejemplo, si en tu zona es muy habitual que llueva pues quizás el patinete no sea la mejor opción, porque es poco recomendable por la estabilidad cuando llueve o nieva. Si vas a hacer un uso continuo en una zona en la que el mal tiempo es habitual quizás lo suyo sería que te decantases por una bicicleta eléctrica en lugar de un patinete. Estas son más estables para este tipo de climatología.

 

Otros aspectos que debes tener en cuenta en cualquiera de ellos son los siguientes:

 

Aspectos a tener en cuenta:

 

Autonomía: El más importante de todos. De poco nos sirve tener un vehículo eléctrico si vamos a tener que estarlo recargando cada dos pasos. Necesitamos que nuestro vehículo tenga al menos capacidad suficiente para hacer un viaje de ida y vuelta a nuestro destino más frecuente con holgura, vamos, que no nos deje tirados a mitad de camino.

 

Velocidad: Al igual que en el punto anterior, aunque no tengamos pensado echar carreras con ellos, si que necesitamos contar con una velocidad estable y decente. Si vamos a utilizarlo para ir a trabajar seguramente necesitemos algo más que la velocidad que te puede aportar un patinete eléctrico de juguete ¿verdad? Es mejor tenerlo en cuenta antes que no darnos cuenta cuando nos desesperemos en el primer viaje.

 

Precio: El mercado de los vehículos eléctricos es muy reciente, y aunque cada vez se incorporan más marcas y hay más oferta, los últimos modelos suelen estar a precios muy elevados. Comparar bien todas las opciones anteriores y sobre todo mirar bien vuestras necesidades. De esta forma es más fácil que os ahorréis bastante dinero.

 

 

¿Qué os parece? ¿A que hay más alternativas verdes al coche de las que os esperabais? La gente cada vez está más concienciada con el cambio climático y la contaminación que generamos, por lo que es normal que cada vez haya más alternativas para luchar contra ellas. Desde aquí ponemos nuestro granito de arena para animaros a que os suméis al transporte ecológico.

 

Deja un comentario