Lamparas de sal del Himalaya: Beneficios y Mitos.

Las lámparas de sal del Himalaya son cristales tallados en sal de roca de color ámbar, ahuecados para que quepa una bombilla en su interior. Cuando los enciendes, emiten un cálido brillo rosa rojizo.

Los vendedores de estas piezas decorativas dicen que hacen más que iluminar una habitación. Afirman que las lámparas pueden mejorar el humor, el sueño, aliviar las alergias, ayudar a las personas con asma a respirar mejor y limpiar el aire, entre otros beneficios.

Las afirmaciones suenan impresionantes. Sin embargo, las pruebas científicas que las respaldan son escasas.

 

¿Qué son las lámparas de sal del Himalaya?

La sal de estas lámparas proviene del Himalaya, una cadena montañosa que se extiende a lo largo de 1.500 millas a través de Pakistán, India, Bhután y Nepal.

Las verdaderas lámparas de sal del Himalaya provienen de la mina de sal de Khewra en Pakistán. La sal que produce esta mina tiene un color rojizo, rosado o blanquecino.

Hay un montón de falsificaciones que se venden por Internet. Las versiones reales son frágiles y emiten una luz tenue. Los productos falsos son difíciles de romper y brillan mucho.

 

¿Qué son los iones negativos?

Los defensores dicen que las lámparas funcionan de dos maneras:

 

Cómo funcionan las lamparas de sal del Himalaya

Tirar de las partículas.

Las lámparas supuestamente atraen alérgenos, toxinas y contaminantes a su superficie.

Posiblemente liberen iones negativos.

Algunas personas creen que los iones negativos en el aire tienen beneficios para la salud.

 

Los iones son moléculas que han sufrido un cambio en la carga. Los iones negativos han ganado un electrón. Los iones positivos han perdido uno.

Los iones están a nuestro alrededor. Algunos vienen de partículas del espacio exterior que se dirigen a la tierra. Otros se forman más cerca de casa, por la radiación, la luz solar, los rayos o la colisión de gotas de agua en una cascada.

Algunas personas dicen que se sienten más frescos y con la mente más clara después de una tormenta, un sentimiento que creen que se debe a la cantidad de iones negativos en el aire. Los ionizadores comerciales y los sistemas de purificación también producen iones cargados negativamente para crear espacios interiores más limpios y confortables.

Las lámparas de sal del Himalaya supuestamente producen iones cargados negativamente mientras que las moléculas de agua del aire atraen -y luego se evaporan- al calor de su superficie. Los que creen en los beneficios para la salud de estas lámparas dan a los iones negativos gran parte del crédito.

 

lampara de sal del himalaya

 

 

Lo que la ciencia demuestra sobre las lamparas de sal del Himalaya

Aunque algunos estudios muestran algunos beneficios de los iones negativos, faltan pruebas de que las lámparas de sal mejoran la salud.

 

El humor y el sueño.

Algunas personas creen que los iones positivos del aire aumentan la ansiedad, la irritabilidad y las sensaciones desagradables. Dicen que los negativos alivian el estrés, la ansiedad y la depresión, y mejoran el bienestar general.

Estudios con ratones y ratas sugieren que altas cantidades de iones de aire negativos alteran los niveles de serotonina, una sustancia química que contribuye a la sensación de bienestar.

En algunos estudios realizados en humanos, los iones negativos en altas concentraciones disminuyeron ligeramente la depresión, pero no tuvieron mucho efecto en los niveles de ansiedad o en el sueño.

Un estudio muy pequeño muestra que las personas obtuvieron mejores resultados en las pruebas de habilidades de pensamiento cuando estaban en una habitación donde la pintura de las paredes tenía una alta concentración de iones totales de aire (tanto iones positivos como negativos). Pero la pintura no tuvo ningún efecto en su bienestar general.

 

Asma y alergias.

La idea de que los iones negativos pueden mejorar la respiración ha dado lugar a algunos estudios sobre el tema. En la mayoría de ellos, los iones negativos no aliviaban la respiración o los síntomas del asma. Tampoco disminuyeron el uso de inhaladores en niños y adultos con asma crónica.

 

Limpiando el aire.

Los iones negativos tienen cierta capacidad para limpiar las partículas dañinas del aire. Cuando los iones se acumulan en las bacterias o el polen, neutralizan los contaminantes. Los estudios sugieren que los iones negativos y positivos pueden matar a los gérmenes, aunque no está claro cómo exactamente, y algunos expertos dicen que la eliminación de los gérmenes puede deberse a otras razones. En cualquier caso, no hay pruebas de que las lámparas de sal tengan este efecto.

 

Conclusión sobre las lámparas de sal del Himalaya

Aunque las afirmaciones suenan prometedoras, hasta ahora nadie ha probado que las lámparas de sal del Himalaya liberen iones negativos, y mucho menos los suficientes para tener algún impacto en la salud. La mayoría de las investigaciones hasta ahora han utilizado iones negativos de otras fuentes, no lámparas.

Estudios sobre ratas y ratones dictaminaban que  el contacto con una lámpara de sal tuvo efectos antidepresivos y contra la ansiedad. Eso no significa que las lámparas tengan el mismo efecto en los humanos. Los investigadores tendrían que probar la teoría.

Aunque una pequeña cantidad de contaminantes en el aire podría adherirse a la roca salina, estas rocas no tienen ni de cerca la capacidad de filtrado de, digamos, el carbón vegetal, un componente común de los filtros de aire.

Una lámpara de sal del Himalaya puede dar un bonito toque decorativo y un cálido resplandor a tu espacio, pero no hay ninguna investigación en este momento que diga que mejorará tu salud a lo grande.

 

 

Deja un comentario