Los beneficios de los jardines verticales

Los jardines verticales empezaron a implantarse en las fachadas de los edificios, pero cada vez son más habituales en las paredes de las oficinas y las casas. Cada vez es más frecuente utilizarlos como elemento decorativo, pero no solo aportan diseño, también tienen muchos beneficios saludables que veremos en este artículo.

 

El uso principal que se le da a los jardines verticales es la creación de nuevos espacios verdes en lugares donde el espacio disponible es escaso. Cada vez hay más opciones para implantarlos y cada vez es más fácil y sencillo instalarlos.

 

¿Es complicado instalar un jardín vertical?

 

En la web de Deco and Lemon podéis encontrar varios ejemplos y comprobar que ya es posible elegir entre varias plantas incluso para facilitar el encaje con el resto de la decoración. Atrás quedaron los tiempos en los que prácticamente todos los jardines verticales eran iguales.

La instalación es tan sencilla como recortar el rollo en función de tu espacio y colgarlo en la pared con unas puntas. No es necesario realizar ninguna obra, es algo que puedes realizar tu mismo.

 

Qué ventajas aportan los jardines verticales en casas u oficinas.

 

Como hemos comentado, los jardines verticales son conocidos por su valor estético, pero también tienen un profundo impacto positivo en la salud. Seguramente te estés preguntando ¿Cómo pueden aportan beneficios si las plantas no son naturales? Vamos a verlo.

 

El conjunto de pruebas acumuladas durante más de una década de investigación sobre la relación proporciona una conclusión inequívoca: El contacto con la vegetación, en diversas circunstancias, es altamente beneficioso para la salud y el bienestar humanos.

 

Un estudio noruego de 1995-96 sobre los efectos de las plantas de interior en la salud y los síntomas de malestar proporciona la mejor evidencia de los beneficios de las plantas para la salud. El equipo de investigación estudió a 60 oficinistas. En el primer año del estudio, la mitad de los sujetos tenían una maceta instalada en su ventana y una planta de piso grande cerca de sus escritorios, mientras que los otros sujetos experimentaron las condiciones estándar de su oficina sin plantas. Los resultados mostraron eso:

 

  • Los síntomas neuro-psicológicos se redujeron cuando las plantas estaban presentes.
  • La fatiga fue la que más se redujo.
  • Los constipados, la tos y la sequedad de garganta disminuyeron.
  • La piel seca o enrojecida se redujo.

 

Los investigadores sugieren que las mejoras en la salud se debieron probablemente a la mejora de la calidad del aire y el valor psicológico de estar en un ambiente más agradable. Obviamente las mejoras por calidad del aire y reducción de enfermedades físicas solo quedan reservadas a los jardines con plantas naturales, pero todos los jardines verticales conllevan las mejoras de reducción de estrés y creación de un entorno relajado que aporte tranquilidad.

También hay que tener en cuenta que estos estudios se realizaron utilizando plantas aisladas en cada escritorio, por lo que el impacto positivo es muchísimo mayor cuando sustituimos estas plantas por jardines verticales. Además de aprovechar mucho mejor el espació, se crean entornos mucho más amigables y más llamativos.

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario