museo del prado Madrid

Pisando Cables

Consejos para visitar el Museo del Prado en Madrid

En un viaje a Madrid no puede faltar una visita al museo más importante de la ciudad y probablemente de España. Para que podáis aprovecharlo al máximo quiero daros algunos consejos para visitar el Museo del Prado de Madrid.

 

El Museo del Prado, ¡el icono de Madrid!

Cuando visité Madrid por primera vez, fue en parte como una peregrinación al Museo del Prado. Quería ver con mis propios ojos las grandes obras maestras que hasta entonces sólo había estudiado en los libros. Y me dejó boquiabierto.

Pero con más de siete mil cuadros, y recibiendo más de dos millones de visitantes al año, el Museo del Prado de Madrid puede resultar intimidante incluso para el viajero más curtido. Como fanático del arte, mis amigos a menudo acuden a mí con preguntas, aterrorizados de que sus vacaciones se arruinen por una cola interminable para las entradas, o por horas deambulando sin rumbo sin ver las pinturas más importantes.

Por eso he elaborado mi «guía de supervivencia» del Prado: todo lo que necesita saber para visitar sin estrés uno de los mejores museos del mundo.

 

Cómo llegar al Museo del Prado.

Si vienes desde el aeropuerto la forma más rápida y sencilla es cogiendo un taxi. Puedes reservarlo para evitarte la cola de la salida desde aquí:

https://taxiaeropuertobarajas.com

Si ya estas en Madrid también puedes optar por la Renfe. La parada de Atocha está bastante cerca del museo y te permite pasear por una de las zonas más icónicas de Madrid.

 

cola museo del prado

 

¿Puedo comprar las entradas del Prado con antelación?

Sí, puedes comprar las entradas desde el sitio web del Prado, lo que te permitirá ir directamente a la entrada del museo sin tener que hacer cola para recoger tus entradas. Sólo tienes que llevar una copia impresa o mostrar las entradas en tu teléfono. Tenga en cuenta, sin embargo, que, si has comprado alguna entrada de precio reducido o gratuita, tendrás que ir a la taquilla con una prueba de edad o de condición de estudiante para recoger tus entradas.

 

¿Cuál es el mejor momento para visitar el Prado?

Si has comprado las entradas con antelación, si llegas a la apertura del museo a las 10 de la mañana podrás entrar antes que las multitudes, aunque tendrás que hacer una breve cola para pasar el control de seguridad. Otro buen momento para visitarlo es la hora de la comida. Entre las dos y las cinco, el museo suele estar más tranquilo de lo normal, por lo que podrá disfrutar del arte sin las multitudes.

En el Prado encontrarás los retratos familiares de generaciones de reyes y reinas españoles.

 

museo del prado

 

¿Qué cuadros debería ver en el Prado?

Es una pregunta difícil de responder, ya que depende mucho de tus gustos personales. Siempre recomiendo hacer un «plan de ataque» antes de entrar para asegurarse de que no se pierde nada.

Ninguna visita al Prado estaría completa sin ver las obras maestras de Jerónimo Bosch, Rogier van der Weyden, Tiziano, El Greco, Velázquez y Goya. Más allá de eso, quizá quieras especializarte en un tipo de arte concreto, sobre todo si dispones de poco tiempo.

Si quieres sumergirte en el arte español, no puede perderte las salas dedicadas a José de Ribera, Francisco de Zurbarán y Bartolomé Murillo. Los amantes del arte italiano encontrarán importantes obras de Rafael, Tintoretto y Veronese. Por otra parte, la larga relación de España con los Países Bajos hace que el Prado albergue una de las mayores colecciones de arte flamenco del mundo.

 

¿Cuál es el horario gratuito para visitar el Prado?

La visita al Prado es gratuita de lunes a sábado de 18 a 20 horas y los domingos y festivos de 17 a 19 horas. Sin embargo, ten cuidado: no es raro que se forme una enorme cola desde más de una hora antes de estas horas gratuitas. Visitar el museo en estas horas no siempre es la experiencia más agradable.

 

chocolate con churros

 

¿Dónde puedo comer cerca del Prado?

Desde el Prado, estás a pocos pasos del carismático barrio de Huertas, el lugar perfecto para recargar las pilas después de varias horas de apreciación del arte. Mi tradición personal es degustar un jerez -o dos- en La Venencia, un bar de la vieja escuela a sólo diez minutos a pie del museo. ¿O qué tal unos sabrosos churros con chocolate caliente en Chocolat, una de las mejores churrerías de la ciudad? Si lo que quieres es una comida completa, TriCiclo y su filial de tapas Tandem son dos de los sitios más populares de la ciudad, que sirven una versión moderna de los clásicos españoles, y están a pocos minutos del Prado.

 

Estos son todos los consejos que necesitas conocer para visitar el Museo del Prado y aprovechar la jornada. Ya verás como te encanta.

 

Deja un comentario