Consejos para cuidar el mobiliario de jardín

El jardín es un espacio para relajarse, tener un poco de tiempo para tí y recibir a los amigos y la familia. Pero para aprovechar al máximo un jardín, es importante proteger y cuidar bien los muebles del jardín.

Teniendo en cuenta que es posible que dejes los muebles de jardín al sol durante el verano, es recomendable utilizar un protector para evitar que pierdan color. Si esta tarea no te gusta y prefieres no estar quitando y poniendo fundas del jardín, te ofrecemos los métodos más sencillos para que tu mobiliario para jardín luzca perfecto.

 

Los cuidados dependen del material utilizado

Aunque sabemos que normalmente todo el mundo prefiere seguir las mismas instrucciones de cuidado para todo tipo de muebles, es mejor conocer los diferentes tipos de muebles y las diferentes formas de cuidarlos.

 

Plástico

Aunque son asequibles y ligeros, los muebles de plástico también son más propensos a acumular suciedad en sus superficies. La limpieza y el mantenimiento regulares pueden ayudar a mantener los muebles de jardín de plástico impecables. La lejía, el jabón de lavavajillas (o incluso el vinagre blanco si eres más atrevido) pueden utilizarse para limpiar los muebles de plástico que han estado expuestos a la suciedad y a los excrementos de los pájaros.

 

Madera

Los muebles de madera son siempre elegantes y cómodos. Algunas piezas de madera necesitan cuidados regulares y un pulido periódico, mientras que otras maderas están mejor solas, como la teca. La teca adquiere un aspecto más vintage con el tiempo y no es propensa a sufrir muchos daños. En el caso de otras maderas de decoración, es mejor aplicar regularmente diferentes productos en la superficie del mueble para evitar las manchas.

Así que ten en cuenta el tipo de madera que utilizas en los muebles de tu jardín y dale un repaso de vez en cuando con el producto adecuado para mantenerlos como nuevos…

 

Tela

La tela puede incorporarse a los muebles de exterior en forma de cojines, almohadas, o, por ejemplo, como una hamaca. Por muy elegantes que sean, también es probable que estén expuestos a manchas, desgarros y decoloración. Nadie quiere un cojín de aspecto sucio en su jardín.

Lavar las fundas con frecuencia, darles la vuelta con regularidad y llevarlas al interior, lejos del duro sol, son algunas formas de mantener limpios los cojines. Y esto se aplica a todos los muebles de tela de tu jardín.

 

No todo el mundo tiene acceso a un jardín exterior, así que ¡aprovéchalo! No hay nada que un poco de abrillantador, lejía y una limpieza regular no puedan solucionar. Aunque lleve mucho tiempo, el mantenimiento regular de los muebles de exterior puede ayudar a que duren más tiempo y te proporcionen comodidad durante años. Como ya sabes, dependiendo de los muebles que elijas la inversión puede ser importante, así que merece la pena cuidarlos lo máximo posible.

Además de esto, nuestro jardín siempre es nuestro pequeño rincón de esparcimiento y relajación, así que a todos nos gusta estar en una zona cuidada y limpia.

 

 

Deja un comentario