Castrar un Perro: ventajas, inconvenientes y mitos

El tema de castrar un perro o no hacerlo está continuamente alrededor de todos los dueños de perros, pero ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes que ello conlleva?

 

Ventajas de castrar a un perro

 

Comencemos con las ventajas de castrar a un perro
  • Evita el cáncer testicular: al sustraer los testículos se reduce el riesgo de este tipo de cáncer, muy común y causa de muchas muertes.
  • Reduce los problemas en la próstata, como infecciones, dificultad en la micción e inflamación de esta.
  • No afecta al carácter de tu perro: habilidades, simpatía, alegría, actividad, …
  • Al castrar un perro se reduce la testosterona, por lo que se reducirán los comportamientos asociados a ella: orinar para marcar territorio, fugas, agresividad entre perros machos, monta a otros perros, …
  • En cuanto a las hembras, se evitan los problemas del celo: atracción de machos, secreción sanguinolenta, embarazos psicológicos, gestaciones no deseadas.
  • También referido a las hembras, se reduce la probabilidad de sufrir cáncer de mama.

 

Inconvenientes de castrar a un perro

 

En cuanto a los inconvenientes:
  • En ocasiones los perros machos pasan de montar a ser montados por otros perros no castrados.
  • Aumenta un poco el riesgo de padecer osteosarcoma y hemangiosarcoma (dos tipos de cáncer) en razas predispuestas a estas enfermedades.
  • Si se castra al perro antes de lo debido aumenta el riesgo de sufrir displasia de cadera.
  • El rey de los inconvenientes: tu perro será más propenso a ganar peso, por lo que prepara una buena dieta y ejercicio diario para que esto no suceda.

 

Mitos sobre castrar a los perros

De las ventajas e inconvenientes de castrar un perro podemos extraer 2 mitos que solemos oír relacionados con este tema:

  • Los comportamientos no deseados NO DESAPARECEN con la castración, sino que algunos de ellos se reducen. Si realmente queremos educar a nuestro perro, debemos buscar un profesional del adiestramiento canino que nos ayude a ello.
  • No es necesario que una perra tenga cachorros al menos una vez.

 

En caso de decidir esterilizar a nuestro perro, la edad ideal para ello es entre 6 y 9 meses aproximadamente, es decir, antes de que alcance la madurez sexual, de esta manera nuestro perro no desarrollará hábitos de conducta indeseados en relación con el sexo. En cuanto a las hembras, si las castramos antes de su primer celo reduciremos la posibilidad de cáncer de mama casi a un 0%.

En cualquier caso, la decisión de castrar o no a tu perro es finalmente tuya. Con este artículo solo queremos darte información para que tomes la decisión a sabiendas de lo que conlleva.

*Este artículo ha sido escrito consultando la opinión de diferentes veterinarios profesionales.

 

 

Deja un comentario