La tendencia para este 2021 son las vacaciones de estudio en familia

En el 99% de los casos, cuando se piensa en unas vacaciones de aprendizaje, generalmente se piensa en una actividad individual.

La idea más común es la del viajero solitario que aterriza en el extranjero, hace su curso de idiomas, tiene una gran experiencia y, de vuelta a casa, lo cuenta todo a su familia.

En realidad, no siempre es así. En el último periodo, la tendencia es organizar vacaciones familiares que incluyan un viaje de estudios.

La idea principal es combinar dos pasiones: viajar y aprender. Interesante, ¿no?

En este artículo tomaremos el ejemplo de un curso de inglés en Malta; veremos cuáles son las razones para organizar unas vacaciones en familia y las ventajas de este destino.

Como verás, las incertidumbres y los miedos a resolver se reducen drásticamente y tendrás una experiencia familiar única.

 

Combinar dos experiencias: viajar y aprender

La primera ventaja de las vacaciones en familia es que combinan dos aspectos maravillosos de la vida: viajar y aprender.

Por un lado, aprendes un nuevo idioma y, por otro, descubres un país diferente al tuyo.

La fascinación del descubrimiento se experimenta bajo una dimensión tanto individual como colectiva.

En unas vacaciones de aprendizaje en Malta aprenderás inglés en el aula y luego lo reutilizarás mágicamente durante un viaje con tu familia.

Esto parece un pequeño detalle, pero es mucho más importante de lo que crees.

Varios estudios demuestran que un regalo experiencial es mucho más evocador y estimulante para la psique de las personas que un regalo material.

Por eso no recuerdas lo que te regalaron hace tres navidades, pero recuerdas perfectamente diferentes aspectos de tus viajes.

Unas vacaciones de estudio en familia implican compartir lo que se ha aprendido con la familia.

Por reflejo, se creará un recuerdo único e indeleble en la mente de cada uno de los miembros de la familia.

 

Menos incertidumbre y miedo para tus hijos

La otra gran ventaja está relacionada con las incertidumbres que se experimentan al pensar en los niños solos fuera de casa. Aunque no se cuestiona el valor de la individualidad y la autonomía de un niño, todo tiene su momento en la vida.

Con unas vacaciones de estudio en el extranjero con la familia, todas las incertidumbres y temores se desvanecen en el aire:

Los niños disfrutarán de la experiencia y aprenderán algo extremadamente útil para su futuro, los padres, por su parte, no tendrán que preocuparse por su seguridad ni inquietarse, sino que podrán relajarse y disfrutar del viaje.

 

Popeye Village

 

Por qué elegir Malta para unas vacaciones en familia

Viajar entre España y Malta sigue siendo factible y Malta es el único país de la Unión Europea cuya lengua materna es el inglés.

Como resultado, no necesitarás un visado y el inglés formará parte de la interacción diaria.

Además, en Malta podrás disfrutar del auténtico clima mediterráneo de la isla.

Esto hace que la antigua colonia británica sea una opción ideal para viajes familiares caracterizados por el paisaje, la naturaleza, la buena comida, la seguridad y la amabilidad.

 

Unas vacaciones en familia con Maltalingua

Maltalingua organiza vacaciones de estudio a medida para familias, ahorrándole el dolor de cabeza de planificar los aspectos más tediosos de su viaje.

La escuela se encargará de todo desde el momento en que pongas un pie en Malta.

Desde el aeropuerto hasta el alojamiento elegido. En el curso de inglés, los padres asistirán al curso de adultos, mientras que los niños lo harán con sus compañeros.

Pero, ¿por qué elegir Maltalingua?

La escuela de inglés Maltalingua está acreditada por el instituto EAQUALS con 11 de 12 puntos de excelencia.

Además, el año pasado Maltalingua se convirtió en la primera y única escuela de Malta en ser nombrada finalista del premio Study Travel Star 2020 como mejor escuela de inglés de Europa.

En este instituto el 100% de sus profesores son nativos ingleses y aquí verás alumnos de todas partes del mundo. Esto es importante porque no dependerás de tu lengua materna para las conversaciones fuera del aula.

Después de estudiar, la familia podrá participar en las actividades de la escuela o explorar Malta a su antojo.

Dos de las actividades más interesantes son la visita a Popeye Village, situada en la hermosa Anchor Bay. Se trata de un destino imprescindible para un viaje en familia, ya que se encuentra inmerso en un entorno de cuento de hadas.

El pueblo también cobra vida con una variedad de actividades: mascotas, música, flash mobs, visitas al Museo Popeye y mucho más.

Otra experiencia imperdible es la visita a la magnífica Grotta Azzurra.  El juego natural de la luz en las cuevas marinas los dejará sin aliento. Sobran las razones para comenzar a organizar unas vacaciones de estudio en familia en Maltalingua.

 

 

 

Deja un comentario