La evolución tecnológica en los seguros para autos

¿Recuerdas cuando tenias que hacer colas en las ventanillas de las sucursales para obtener un simple presupuesto? Por ejemplo, cuanto te tenias que pasar media mañana en la sucursal de un banco para que te diesen de alta una cuenta. Puede que aún lo recuerdes o puede que ya se te haya olvidado, pero hasta hace muy poco esta era la realidad de la mayoría de las gestiones.

 

Afortunadamente, cada vez resulta más absurdo perder el tiempo de esta manera y cada vez están surgiendo más alternativas para acelerar estos tramites y hacer que sean casi transparentes para los clientes.

 

Antes te mencionaba el caso de la banca, que probablemente es uno de los sectores que está más en la carrera por parte de todas las entidades para realizar una transformación digital completa que les haga postularse como “el banco digital”, pero no son los únicos. Si buscas un seguro para autos veras que estas empresas también están desarrollando una autentica transformación para conseguir que puedas realizar todas las interacciones con ellos a través de una simple app.

 

No estamos hablando de realizar solo algunos trámites a través de alguna app, esto prácticamente lo tienen la mayoría de las aseguradoras grandes. Hablamos de tener una sucursal de la aseguradora directamente en tu móvil o en la web. Por ejemplo, iúnigo es una empresa argentina que te permite tasar el seguro de tu auto en tan solo 30 segundos rellenando 8 casillas a través de desplegables. Este es un claro ejemplo de como las aseguradoras se han dado cuenta de que una de las cosas que más desespera a sus clientes es tener que pasarse su tiempo facilitando datos y más datos para conseguir un simple presupuesto. Seguro que más de una vez te has tirado fácilmente media hora rellenando casillas con preguntas absurdas que luego no se tienen en cuenta para el calculo del precio como ¿el coche duerme en garaje? ¿lo usas mucho? Estoy seguro de que la mayoría de la gente respondía sinceramente cuando aparcaba su coche en una calle en la que se aparca mal y es habitual tener golpes de chapa o cuando usan el coche a todas horas y tienen más riesgo de tener accidentes. Y por supuesto estoy seguro de que cuando decían No y No las aseguradoras se lo creían sin más y bajaban el precio del seguro 😉.  Afortunadamente cada vez va a ser más habitual facilitarle la vida al cliente.

 

Pero no solo hay avances en la parte comercial y de contratación. Hoy en día se pueden realizar desde la aplicación tareas como:

 

  • Gestionar un siniestro.
  • Buscar talleres concertados.
  • Hacer el seguimiento de una reparación
  • Modificar tu contrato añadiendo o quitando funcionalidades.
  • Consultar dudas directamente desde la app.

 

Por ejemplo, hace poco he tenido que solicitar una reparación con transporte del auto a otra ciudad. Hace unos años esto habría sido un quebradero de cabeza, pero esta vez no he tenido que preocuparme de estar llamando a un sitio y a otro para ver como estaba el coche. Directamente he ido recibiendo notificaciones del estado en mi móvil sin necesidad de tener que estar pendiente.

 

Esperemos que todas las compañías continúen en esa línea y empiecen con la transformación digital para facilitar la vida de los clientes.

 

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario