8 trucos para que tu ropa huela bien después de lavarla

¿Alguna vez te ha pasado que la ropa huele mal al sacarla de la lavadora? Conseguir una ropa con buen olor es fácil si sigues unas sencillas reglas. Si tienes en cuenta estos consejos para sacar el mal olor de la ropa y mantenerla fresca conseguirás que tu ropa huela estupendamente después de cada lavado.

 

1. Limpia tu lavadora

Empieza por eliminar el moho de tu lavadora. Al igual que puedes usar vinagre para tratar la ropa, también puedes usar vinagre blanco para limpiar tu lavadora. Pon una carga con una solución 50/50 de vinagre y agua.

Alternativamente, llena el compartimiento de blanqueador de tu lavadora y pon el ciclo de autolimpieza (si lo tienes). Ten en cuenta que nunca se debe mezclar la lejía con el vinagre; simplemente elije un método para lavarla. De cualquier manera, cuando la máquina termine de funcionar, coge una esponja o un paño suave y limpia las juntas para eliminar el moho.

 

2. Deja la puerta de la lavadora abierta

Una vez que la lavadora esté limpia, mantenla así. Cuando termine de lavar la ropa, deja la puerta de la lavadora abierta para que pueda salir el aire. El moho prefiere los lugares oscuros y húmedos, así que una buena circulación de aire y la luz del sol harán mucho para evitar que aparezca el moho.

 

3. Lava en caliente siempre que puedas

Un artículo del Washington Post indicaba que más del 60 por ciento de las telas de hoy en día están hechas de materiales sintéticos que no pueden soportar el lavado con agua caliente. Sin embargo, además de clasificar por color, se puede clasificar por tipo de tela y requisitos de lavado. De esa manera, puedes lavar ropa como camisetas y ropa interior en agua caliente evitando que generen malos olores, ya que este tipo de prendas suelen estar hechas con componentes que desprenden mucho peor olor que las sintéticas.

 

4. Elija el detergente adecuado y la cantidad correcta

Si no puedes lavar en caliente, elige un detergente que funcione bien. Los antiguos detergentes no son los más eficaces para lavar las telas nuevas que solo admiten el lavado con agua fría. Busca un detergente que esté diseñado para funcionar en agua fría y que funcione bien contra las manchas. Luego lee la etiqueta y usa la cantidad correcta para cada lavado.

 

5. No esperes para lavar

Para artículos muy sucios como la ropa de deporte no esperes a lavar la ropa. Esperar le da tiempo a las bacterias para reproducirse. En su lugar, pon una lavadora pequeña tan pronto como la tengas. Del mismo modo, no dejes que la ropa sin lavar se acumule. Intenta lavar con regularidad, especialmente en verano o si vives en una zona de clima cálido.

 

6. Utiliza el pre-lavado

Si quieres sacar un olor a perfume en la ropa o eliminar ese olor amargo de que te ha dejado la lavadora anterior porque no la tendiste a tiempo, tómate un poco de tiempo para remojarlo. Puedes hacer un simple pre-remojo llenando la bañera o el fregadero con agua y añadiendo media taza de bicarbonato de sodio. Después de que el bicarbonato de sodio se haya disuelto, deja que la ropa que huele mal se remoje en el agua durante la noche.

 

7. No sobrecargues la lavadora

El día de la colada, resiste la tentación de hacer el trabajo más rápido sobrecargando la lavadora. Parte de hacer la colada correctamente implica cargar la lavadora correctamente. La máquina no debe estar a más de 3/4 de su capacidad, y no debes meter la ropa a presión por evitar dejar un par de prendas fuera. Ten en cuenta que la ropa necesita espacio para poder moverse dentro de la lavadora y limpiarse bien.

 

8. Tómate tu tiempo para lavarte las manos

Lavar a mano la ropa sucia no es algo divertido, pero a veces es la única opción si tienes artículos delicados. En muchas ocasiones no te va a quedar otra opción que lavar a mano y restregar las manchas. En estos casos vas a tener que tomarte tu tiempo. Deja que la ropa se remoje en el agua jabonosa durante al menos una hora. Después de eso, asegúrate de lavarla especialmente bien y con calma. Si no consigues que se vaya el mal olor prueba a hacer un segundo enjuague de la ropa.

 

Con estos pequeños trucos conseguirás que tu ropa huela bien después de poner una lavadora o después de un lavado a mano.

Si conoces algún otro truco para que la ropa huela bien después de lavarla puedes dejárnoslo en los comentarios.

 

Deja un comentario